0
  • An empty cart

    You have no item in your shopping cart

La enfermedad y las flores de Bach

blog

Creer en la enfermedad como “hoy “la creemos nos hace débiles. La enfermedad no es más que un camino a la sanidad del alma. 
Si entendiéramos que solo es producto del alma que nos marca el camino equivocado.
Si en vez de ver la enfermedad como algo oscuro la viéramos como lo que es.  La enfermedad es el síntoma que estoy haciendo algo ajeno a mi (cargando con culpas, cargando perdones, cargando responsabilidades) Huesos
Me estoy llenando de sentimientos que no me pertenecen (ira, odio, envidia…) Órganos blandos
Me estoy quitando cosas (alegría, amor, esperanza, descanso) Hormonas y sangre.
La terapia floral es una ayuda al alma, está basada en los llamados remedios florales o esencias florales y el uso de estas esencias está destinada a  aliviar desequilibrios psicoemocionales (miedos, ira, confusión, etc), para ayudar también a encontrar los motivos emocionales de la enfermedad. 
Bach hablaba que la enfermedad nos ayudaba a corregir nuestros defectos esenciales como el malestar, el sufrimiento y nos indica lo que tenemos que aprender.
Las 38 esencias florales nos sirven para determinadas emociones: Agrimony (Tortura mental detrás de una cara alegre); Aspen ( Para el miedo o la ansiedad de origen desconocido); Beech ( Intolerancia); Centaury ( personas serviciales que no saben decir 'no'); Cerato ( Personas que buscan siempre la opinión de los demás); Cherry Plum (Miedo a perder el control, histeria); Chestnut Bud ( incapacidad de aprender de los errores); Chicory ( Amor egoísta y posesivo); Clematis ( Soñando con el futuro sin prestar atención al presente); Crab Apple ( La flor limpiadora); Elm ( Abrumado por la responsabilidad); Gentian (Desánimo y abatimiento tras un contratiempo); Gorse ( Desesperanza y derrotismo); Heather (Egocentrismo y preocupación por si mismo); Holly (Odio, envidia y celos); Honeysuckle (Vivir en el pasado); Hornbeam (Cansancio ante el pensamiento de hacer algo); Impatiens  (Impaciencia); Larch (Falta de confianza); Mimulus (Miedo de cosas conocidas); Mustard ( Profunda tristeza sin razón); Oak (Personas incansables que superan el punto de agotamiento); Olive ( Agotamiento tras un esfuerzo físico o mental); Pine ( Culpa); Red Chestnut ( Excesiva preocupación por los seres queridos); Rock Rose ( Terror y miedo extremo); Rock Water (Abnegación, rigidez y auto-represión); Scleranthus ( Incapacidad de elegir entre alternativas); Star of Bethlehem ( Shock, conmoción); Sweet Chestnut (Angustia mental extrema cuando todo se ha intentado y no hay esperanza); Vervain ( Exceso de entusiasmo); Vine ( Dominante e inflexible); Walnut (Protección al cambio e influencias no deseadas); Water Violet( Personas reservadas y dignas) White Chestnut - Pensamientos no deseados y argumentos mentales); Wild Oat (Incertidumbre sobre la propia dirección en la vida); Wild Rose ( Deriva, resignación y apatía) y  Willow ( Autocompasión y resentimiento).
Hipócrates el padre de la medicina decía” A quién desea la salud, hay que preguntarle si está dispuesto a asumir las causas de su enfermedad. Sólo entonces será posible ayudarle”.  
Nos duele porque no la entendemos, el día que comencemos a escuchar lo que nos quiere decir la miraríamos con agradecimiento. 
Siempre podemos elegir en momentos de enfermedad…o nos convertimos en víctimas o nos paramos frente a ella y escuchamos que nos quiere decir, cumpliendo el rol que nos toca vivir SER PROTAGONISTA de nuestra vida. 
Queda en nosotros decidir que rol jugar.
Es difícil enfrentar a la enfermedad, pero más difícil es llevarla.
Todo cambio empieza en vos…solo vos contas con ese poder.


NAMASTE
Terapeuta Alejandra Giammarino
Las informaciones contenidas en esta página se publican únicamente con fines informativos y no pueden ser consideradas como recomendaciones médicas personalizadas. No debe seguirse ningún tratamiento basándose únicamente en el contenido de ésta y se recomienda al lector que para cualquier asunto relacionado con su salud y bienestar, consulte con profesionales sanitarios debidamente acreditados ante las autoridades sanitarias.