0
  • An empty cart

    You have no item in your shopping cart

El abrazo

blog

Hay algo más hermoso que esos abrazos que vienen del alma...esos abrazos que muchas veces calman nuestras tristezas, otras nos llenan de emoción, otras nos cobijan... infinidad de sentimientos por algo tan simple y necesario como un abrazo.
Si nos detenemos a pensar seguramente alguna vez nos quedo esas ganas de apretar al otro con tanta fuerza y no pudimos, no supimos o no nos salió. Es esa manera de querer contener esos impulsos de entrega, porque no es más que eso entregarnos al otro por un momento, me gusta decir "juntar el alma"...
Muchas veces creemos que mostrar nuestros sentimientos es sinónimo de debilidad, será porque nos lastimaron, no nos enseñaron o no aprendimos que demostrar amor no nos hace más vulnerables sino más auténticos.
Si nos diéramos cuenta que perdemos tanto por no demostrar. Este "ego maldito" que muchas veces nos hace perder tantas cosas por pensar que el otro, si se entera de lo que siento tiene más poder sobre mi, y en realidad el otro tiene el poder que "yo" le doy.
Es tan importante el abrazo que a nivel físico estimula el aumento de la oxitocina entre otros neurotransmisores.
Que sabio nuestro cuerpo y que importante es el abrazo...sería muy tonto de nuestra parte contener esos impulsos que provienen del amor y nos ayudan tanto emocional y físicamente.
Entonces, no perdamos el tiempo en suprimir emociones, ABRACEMOS MÁS.

.

OXITOCINA: Hormona asociada a la calidez del contacto, participando de forma activa en el control de las emociones humanas, y se la ha relacionado también con ciertos comportamientos como el vínculo madre-hijo, la fobia social y la capacidad de aprendizaje y la memoria. Baja la tensión arterial, ritmo cardíaco y hormonas del estrés,produce bienestar y relajación, además de una óptima termorregulación. Es gran mediador y controlador de las emociones y comportamientos sociales como el amor, la rabia, la agresión. Promueve un aumento del umbral del dolor y un descenso de los niveles de ansiedad, disminuye el miedo e incrementa la confianza, la empatía y la generosidad.Por tanto bajo los efectos de la oxitocina sentimos bienestar, estamos más tranquilos y con una mayor y mejor predisposición ante los demás.

 

Abrazos desde el alma.
Alejandra Giammarino

 

Las informaciones contenidas en esta página se publican únicamente con fines informativos y no pueden ser consideradas como recomendaciones médicas personalizadas. No debe seguirse ningún tratamiento basándose únicamente en el contenido de ésta y se recomienda al lector que para cualquier asunto relacionado con su salud y bienestar, consulte con profesionales sanitarios debidamente acreditados ante las autoridades sanitarias.